Como evitar el efecto rebote (2)

En el primer post os dimos unos trucos para evitar el efecto rebote una vez has llegado a tu peso. Además si estás en proceso de pérdida de peso estos consejos te ayudarán a bajar más rápida. Ahí tienes nuestra segunda entrega…

  1. Eliminas la grasa pero no el azúcar

Los verdaderos culpables de la epidemia de obesidad y enfermedades cardiovasculares son el azúcar y las grasas saturadas.

Grasas, azúcares

Por eso debes suprimir las dos, pero no toda la grasa. Este nutriente te ayuda a mantenerte lleno y por lo tanto evita que piques entre horas. La grasa es buena en su justa medida siempre que no sea saturada -patatas fritas o dulces- mientras que el azúcar debe ser evitado en la medida de lo posible. Es probablemente uno de los errores que te impiden adelgazar más comunes, sobre todo debido a la gran cantidad de productos bajos en grasas y ricos en azúcares que comemos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  1. Salsas

Si haces dieta, la tentación de añadir algún tipo de salsa a la comida es grande. Quizás no te gusta lo que estás comiendo y piensas que entrará mejor con un poco de ketchup, mayonesa u otro aditivo.Esto es un error, pues prácticamente todas las salsas son ricas en calorías, grasas y azúcares. Por lo tanto, debes buscar otras formas de hacer tu comida más apetecible.

Calorías que matan

  1. Zumos, pero no naturales

El zumo, incluso si es natural, no es equivalente a la fruta. Al exprimir la pieza de fruta estás desperdiciando toda la fibra y quedándote con el azúcar en estado líquido. Es uno de los hábitos que impiden perder peso frecuentes en todo el planeta.

Lo ideal es que o bien tomes la pulpa de la fruta o directamente comas la fruta completa. La fibra es donde está la mayoría de nutrientes y además el elemento que te hace mantenerte lleno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *